Laguna Negra (Refugio Manfredo Segré)

| | |
Texto: Agustín C. Strianese - Gustavo A. Salvini
 
Audio MP3: Reproducir - Bajar archivo 
 
Debemos confesarles que esta laguna fue una de las primeras que conocimos y realmente nos impactó, nos marcó para siempre. La aventura comienza en Colonia Suiza, a metros del camping S.A.C. sobre la ruta a Bahía López, donde encontrarán el inicio de la picada. Recomendamos pernoctar la noche anterior en alguno de los campings u Hosterías de la bella Colonia Suiza, de esta forma estarán mas descansados para emprender el desafío.

El ascenso inicial es bastante pronunciado, el mismo lindará con el alambrado de una estancia de propiedad privada (a la cual no es aconsejable ingresar), continúen por la senda que perfectamente señalizada los irá acercando al arroyo Goye y a su vez los insertará en un misterioso y hermoso bosque de lengas y coihues.

En un momento dado observarán que este frondoso bosque es cortado abruptamente por claros donde deberán enfrentarse con algunos molestos mallines, pero que gracias a las maderas y troncos que les colocan son fáciles de transitar. Más allá de este tipo de accidentes geográficos este valle no les traerá mayores dificultades.

Siguiendo la aventura, luego de cuatro horas aproximadas de caminata, se encontraran con un descanso obligado, se trata de una zona de acampe que combinada con la frescura y el placentero sonido del arroyo es ideal para realizar un alto en el camino. Este lugar es conocido como Rancho Manolo (por Manolo Puente, un soñador), y para que tengan en cuenta que elementos deben llevar en su equipo, no esta permitido realizar fuego.

Laguna Negra, y atrás a la izquierda el Refugio Manfredo SegréYa dejando atrás al bosque- pasando por la conocida piedra Vivac, donde el arroyo Navidad vierte sus aguas en el Negro- crúcenlo y comiencen el último tramo, el de los cansadores caracoles, que rodeados por cerradas lengas, luego de una hora o dos (depende de las fuerzas que queden) llegaran directamente a la laguna. Una vez en la misma, y ya pudiendo visualizar el refugio caminen por una corta senda que los llevara hacia el mismo, debiendo cruzar en el último momento al arroyo que nace en la Laguna Negra.

El Manfredo Segré es uno de los refugios más cálidos y pintorescos de la región. Esta hecho en material y madera por dentro, bien rústico, el mismo fue un sueño del Italiano Manfredo Segré llevado al plano de la realidad por Manolo Puente junto con el Club Andino Bariloche, se encuentra a unos 1650 mts. SNM y fue inaugurado en la temporada 1969/70. El mismo tiene capacidad para unas 60 personas y esta abierto desde noviembre a abril de cada año.